Rojo

8 enero, 2010 § Deja un comentario

Hoy me han dado una alegría, alguien me ha dicho “tu pareces un rojo”, a estas alturas en plena crisis, con todos los problemas sociales que se están viviendo en esta sociedad, pocas alegrias tiene uno en su vida diaria, mirando alrededor solo se ven problemas que arreglar, estando en el barbero, escuchando los problemas de mis vecinos, debatiendo con ellos, un vecino de edad avanzada me ha comentado que es lo que parecía. Le sonreí, pues para mi que desde muy jovencito (ya con 16 me tachaban de serlo, algunos a los cuales el hecho, no le agrada).

Tiempos difíciles, requieren trabajo y esperanza, si se mira alrededor, en esta sociedad consumista poco se ve que a uno le de esperanzas, la mayoría de las personas, se han abandonado a un espíritu consumista e individualista del que no solo hay quien  se siente orgulloso, sino que ademas aquellos quienes no la comparten han entrado en un circulo de condescendencia y transigencia.

Pero eso solo es la imagen superficial, cuando te implicas, debates, resulta que la gran mayoría de estas personas son mas criticas con lo que ocurre y con esta sociedad liberal de lo que a simple vista parece,  ¿entonces que es lo que pasa?, ¿porque se escucha que la ciudadanía no tiene movimiento?. Es una vez más, un argumento usado por aquellos que forman como denomina, en un ensayo suyo, un amigo mio la Atalaya, ese grupo poderoso, cuyos intereses difieren de la mayoría, para que aquellos que representan y alientan la voz de la mayoría de los ciudadanos caigan en el desánimo.

No solo generan esa falsa imagen, sino que propagan la idea de que los que luchan por los derechos  y el bienestar de los ciudadanos no cuentan con ellos, de esta manera intentan dormir el espíritu de los ciudadanos, que descuidan su obligación, la de pedir explicaciones a aquellos que les representan,  revisar su trabajo, e implicarse para que a estos no se les pueda olvidar y les sirva de motivación en su lucha diaria, para que han sido elegidos.

Porque que nadie se engañe, todos los días vemos el descaro y la hipocresía de ciertos adalides, de ideologías que a la gran mayoría de los seres humanos nos relegan a meros espectadores de la opulencia de la minoría, que se ríen y se regodean de ello, hace falta ánimos para combatir a esos adalides, desde la coherencia y la integridad, él que solo aquellos que están dormidos y han dejado de levantar su voz pueden dar,  hace falta valor y voluntad por parte de aquellos que se presentan para conseguir mejoras para sus conciudadanos para trabajar y sufrir por ellos.

En estos días, en los que  los que luchan por los derechos Sociales y por los trabajadores, son los que sufren los juicios de valores, y aquellos que han sembrado políticas liberales, causantes de la crisis, se regodean en la posibilidad de volver a hacerlo, hay pocas cosas que me den tanta alegría como que me recuerden que sigo siendo un idealista, esperanzado en este mundo que creo que podemos cambiar a mejor.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Rojo en Reflexiones de Lechu.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: