Haití, ensayo de la ceguera.

6 febrero, 2010 § Deja un comentario

Haiti joven trastornado deambula por la desolación

Haití, un caos según todas las fuentes, necesidad humanitaria, terminaba de leer un gran libro justo cuando el terremoto causaba tal catastrófica desolación, su nombre “el ensayo de la ceguera” de José Saramago,  inevitable trasladar reflexiones que este libro hace que uno tenga, a lo que puede estar pasando en este país, no son ciegos sus habitantes, pero si tienen una epidemia que los une, también sufren de falta de dirigentes eficaces, apenas se vislumbran peleas entre senadores y el gobierno discutiendo quien debe tomar riendas, mientras las comunidad internacional liderada por EEUU y la ONU hacen lo que creen necesario, que resulta más que insuficiente, para paliar lo mínimo necesario.

Si poco me sorprendía a que podía llegar el ser humano en extremas condiciones incluso siendo ciego, solo pensar que se estaría produciendo en un país que ya antes de esta debacle humanitaria, sufría de grandes injusticias, que estaría pasando en estos momentos cuando se sabe que el terremoto cogió en el cambio de guardia a la policía, por lo que se supone que mas del 60% del la policía desapareció victima del mismo.

Noticias indican asaltos a camiones de ayuda internacional, a tiendas, a supermercados, asentamientos sin agua, sin medicinas,  esto junto con que no hay agua corriente, que las infraestructuras básicas para la supervivencia están destruidas, solo hacen pensar, en paralelismos con este libro, solo que esto es real  y no cambiara al llegar al alba un día cualquiera volviendo así la esperanza.

Jose Saramago, en su libro nos enseña que en todo momento existen personas que aunque la aflicción, el abatimiento, la desesperanza, la amargura se encuentren alrededor,  muestran un arrojo y una capacidad inigualable para hacer lo correcto para sus iguales,  sin animo de ganar nada, solo por el hecho de la necesidad mutua y la humanidad propia, también nos demuestra que aunque siempre parece que las maldades que somos pródigos en cometer los seres humanos parecen superar con creces las bondades que somos capaces de realizar, hay algo en el mal que se devora así mismo y que le hace difícil el avance, y que las pequeñas bondades realizan  grandes cambios en las personas aunque estas sufran de cinismo y apatía.

Solo deseo, que las autoridades internacionales, en sus planes tengan un hueco para encontrar a esas personas que como en el libro de Saramago se entregan en la desolación a ayudar a los demás y a organizar en el caos, de manera que  sean aquellos que de verdad valen la pena los que dirigían la reactivación del país.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Haití, ensayo de la ceguera. en Reflexiones de Lechu.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: